Jalea Real, Polen, Propolen y Miel de Abeja

Beneficios de la Jalea Real, Polen, Propolen y Miel de Abeja

El polen, el propóleo, la miel y la jalea real, son productos que elaboran las incansables abejas. Tienen alto contenido de nutrientes y se pueden utilizar para prevenir y tratar algunas dolencias ya que fortalecen el sistema inmune.
Las abejas son las grandes encargadas de la polinización de la mayoría de las siembras. De ahí su vital importancia, ya que sin abejas, los cultivos e incluso la humanidad, corren peligro. Conocer las propiedades y beneficios del polen, la miel y el propóleo es una oportunidad para prevenir y combatir enfermedades.

Miel: La miel de abejas es un rico y nutritivo alimento que además de endulzar y ser parte de muchos postres es un alimento que posee una gran variedad de antioxidantes y mejora la salud. Su compleja composición en enzimas, vitaminas y minerales hace de él un complemento ideal para reforzar el sistema inmunológico, además de ser es un antibiótico natural, energizante y reconstituyente celular.

Polen: Es el polvo que las abejas recolectan de las flores y transportan en sus patas de vuelta a la colmena para alimentar a la colonia. Está formado por gránulos que contienen las células reproductivas masculinas de las plantas. El polen contiene provitamina A, vitaminas del complejo B, vitaminas C, D, E y H. Asimismo aporta aminoácidos y minerales como el hierro, calcio, fósforo, sodio, yodo, aluminio, cobre, magnesio, entre otros.

Propólen: Es una sustancia resinosa que la abeja recoge y transforma para desinfectar y purificar la colmena, sellar grietas y embalsamar a los pequeños insectos que se cuelan dentro y que no pueden expulsar por ser demasiado chicos. Esta sustancia garantiza la total asepsia del ambiente. Posee bioflavonoides, vitaminas del complejo B y vitaminas A, C y E, oligoelementos y minerales, ácidos grasos, cera y resinas, entre otros.

Jalea Real: Es una sustancia natural producida por las abejas, que contiene una gran cantidad de nutrientes, lípidos y vitaminas que ayudan a mantener la hidratación en la piel por más tiempo. Además, posee muchísimas propiedades antioxidantes, regeneradoras y antiinflamatorias, que ayudan a minimizar líneas de expresión y arrugas en la piel, además a proteger al rostro de agresiones externas para prevenir imperfecciones. Se trata de un ingrediente altamente recomendado para mujeres maduras, ya que es capaz de combatir los efectos del envejecimiento prematuro.